Este libro es, ante todo, una celebración de la música, una sentida elegía por todos aquellos que pagaron un alto precio por desarrollar un oficio destinado a proporcionar felicidad. Este libro es un lamento por toda esa música que jamás llegaremos a conocer y un sentido aleluya —sombrero en mano, como el maestro Cohen— por todos esos pedazos de alma que quedaron fijados para siempre entre los surcos de un vinilo, poemas, melodías, riffs de guitarra que nos anuncian que la eternidad existe, de momento.

De arriba a abajo, y de derecha a izquierda: Amy Winehouse, Buddy Holly, Brian Jones, Carlos Gardel, Connie Converse, Víctor Jara, Elliott Smith, Hilario Camacho, Ian Curtis, Elvis Presley, Fabrizio de André, Jim Morrison, Jimi Hendrix, Joe Hill, John Lennon, Luigi Tenco, Marc Bolan, Marilyn Monroe, Marvin Gaye, Otis Redding, Bessie Smith, Patsy Cline, Peter Tosh, Phil Spector, Robert Johnson, Robert Wyatt, Sam Cooke, Violeta Parra.